Web Developed by Antonio Díaz (skystars)
Cygnus Beta Version 2.0.0 - © 2019 skystars.space
 Si los componentes de roca se vaporizan en atmósferas de vapor que escapan al espacio, éstos cambian los parámetros químicos.

Los exoplanetas rocosos calientes cambian su composición.

Los medios de comunicación a menudo señalan que el objetivo de la búsqueda de planetas extrasolares es encontrar un planeta rocoso, como el tamaño de la Tierra, orbitando alrededor de una estrella y a una distancia que permita tener agua líquida en su superficie. En otras palabras, el objetivo es encontrar la Tierra 2.0. Sin embargo, hay razones para estar interesado en otros mundos, incluso si no pueden albergar vida. Los planetas rocosos calientes, por ejemplo, pueden llegar a ofrecer pistas sobre la evolución de la Tierra primitiva.

El satélite Kepler ha detectado más de cien planetas calientes rocosos que orbitan cerca de sus estrellas. Estos planetas se formaron a partir de nubes interestelares, con abundancias similares a la Tierra de elementos volátiles como el hidrógeno, el agua y el dióxido de carbono, aumentando la posibilidad de poseer atmósferas de vapor. Debido a que los elementos que forman rocas se disuelven en vapor de agua en diferentes grados, en principio, esta característica podría alterar la composición del planeta como su densidad y estructura interna, especialmente, si la totalidad o parte de la atmósfera de vapor se pierde en el espacio. Este argumento es expuesto en la revista Astrophysical Journal. Bruce Fegley y Katharina Lodders-Fegley, de la Universidad de Washington en St. Louis, han publicado su estudio centrado en las modificaciones de los modelos químicos exoplanetarios. La idea de que las rocas se disolverán en el vapor puede parecer extraño, pero es de conocimiento común entre los geólogos. "Los geólogos se refieren principalmente a agua muy caliente o mezclas de agua y vapor, mientras que nosotros estamos mirando vapor puro y temperaturas cientos de grados más caliente, pero es el mismo tipo de idea", dijo Fegley.

La sospecha de que nuestra joven Tierra tuvo una atmósfera de vapor se remonta a 1974, cuando Gustave Arrhenius, del Instituto Scripps de Oceanografía, argumentó que los planetesimales que chocaron contra la Tierra, consiguieron un panorama suficientemente caliente como para fundir y liberar todos sus volátiles a la atmósfera. Un planetesimal o disco planetesimal es un objeto sólido que existe en los discos protoplanetarios. En esa primitiva nebulosa de gases y polvo en forma de disco, las partículas sólidas más masivas actúan como núcleo de condensación de las más pequeñas, dando lugar a objetos sólidos cada vez más grandes que, en el curso de millones de años, acaban creando los planetas. Los planetesimales que han sobrevivido hasta nuestros días son muy valiosos para la ciencia, ya que contienen información acerca del origen del Sistema Solar. Cada uno de ellos se considera una “cápsula del tiempo”.

En los exoplanetas rocosos analizados, los elementos entran en la atmósfera en forma de hidróxidos (Si (OH) 4, Fe (OH) 2 y Mg (OH) 2). Debido a que estos óxidos tienen diferentes solubilidades en vapor, una vez que se evaporan, modifican su composición: "El potasio, por ejemplo, al entrar en vapor, si no se pierde su isótopo radiactivo es capaz de modificar la producción de calor en el planeta," dijo Fegley. No obstante, "si disuelve más silicio que magnesio, y algunos de ellos se pierden en la atmósfera, se verá alterada la composición de estos elementos en los planetas. Esto podría explicar por qué la proporción de silicio a magnesio en la Tierra es de, aproximadamente, 15% menor que la proporción en el Sol, a pesar de que los dos se formaron de la misma nube interestelar”, sentenció Fegley.

Si queréis más información sobre este hallazgo os dejamos con los enlaces oficiales:

http://phys.org/news/2016-06-hot-rocky-planets-composition-components.html

http://iopscience.iop.org/article/10.3847/0004-637X/824/2/103/meta;jsessionid=F0281113AE63BF30BA0D86FA3938F4A0.c4.iopscience.cld.iop.org

 

 

Información importante


Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de SkyStars. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual y Ley 21/2014, de 4 de noviembre.